Praderas de pastos marinos

Praderas de pastos marinos

La importancia de la conservación de las praderas de pastos marinos para la biodiversidad y protección de las playas contra la erosión

Las praderas de pastos marinos (praderas marinas) son zonas del fondo marino cubiertas de plantas acuáticas que presentan flores, hojas y un sistema de raíces como la mayoría de las plantas terrestres. Por lo general, sus especies crecen fijándose a diferentes tipos de sustratos como lodo, arena, arcilla y generalmente se distribuyen en extensos y densos prados bajo el agua, que recuerdan a los campos de pasto que se observan por todas partes en tierra firme . Se distribuyen por todos los océanos del mundo en ecosistemas tan diversos como estuarios, marismas, lagunas costeras y zonas someras de la plataforma continental, preferentemente en aguas poco turbulentas (figura 4).

Figura 1. Pradera marina de Posidonia oceánica

Las praderas marinas desempeñan un papel importante en los ecosistemas cerca de las riberas marinas de todos los océanos. Son productores primarios, debido a que crean una elevada concentración de oxígeno disuelto producto de la fotosíntesis de los pastos, que tiene como consecuencia densidades elevadas de organismos. Constituyen la base de la cadena trófica de muchos ecosistemas marinos, siendo el hábitat de muchas especies de diversos tamaños y en diferentes fases de desarrollo (larvas, postlarvas, juveniles, adultos) que viven en las zonas costeras y el alimento principal de algunas especies clave como el manatí o las tortugas marinas. Son sitios de crianza, refugio y alimentación de muchas especies juveniles de peces arrecifales y pelágicos, moluscoslangostas y otros organismos.

Figura 2 Manatí comiendo pasto marino

Figura 3. Tortuga alimentándose de pasto marino en Akumal (México)

Las praderas marinas son responsables, en gran parte, de la alta productividad de la zona costera debido a que exportan grandes cantidades de organismos con un alto valor comercial para las pesquerías.

Por otro lado, una de sus funciones más importantes es la de prevenir la erosión costera, protegiendo la costa contra la acción de las olas durante tormentas y huracanes. Su extenso sistema de raíces y rizomas estabiliza y retiene la arena funcionando como reservorio para las playas y favoreciendo que un evento de oleaje extremo llegue a la costa más atenuado que si éstas no estuvieran.

Es por lo anterior, que no deja lugar a dudas el papel fundamental que juegan las praderas marinas para la biodiversidad, entendida como la variedad de especies vegetales y animales que viven en un espacio determinado, así como la protección de ecosistemas costeros y el desarrollo económico humano.

Sin embargo la principal razón de esta pérdida es la perturbación causada por el hombre a través de diferentes actividades como las descargas excesivas de nutrientes en las zonas costeras (vertimiento de aguas residuales y otros desechos), la destrucción mecánica del hábitat a través de dragados o rellenos de material y la sobrepesca con técnicas de arrastre.

Figura 4: imagen de distribución de praderas marinas.

Por estas razones, el estudio científico de los pastos marinos y la adopción de medidas para su conservación son esenciales para proteger, mantener y/o recuperar los ecosistemas de los pastos marinos y realizar programas de pesquería sostenible. Así que, aunque no seas científico o conservacionista activo, te invitamos a contribuir al cuidado del medio ambiente, por lo que si eres usuario de las playas donde existan este tipo de ecosistemas evita dañarlos o eliminarlos, el planeta te lo agradecerá.

Si te gustó este artículo, compártelo en tus redes sociales y así, juntos transformemos a la sociedad.

 

 

Autor: Oceanógrafa. María Suárez Bilbao.
Departamento: Ingeniería de Puertos y Costas.